10 Tips para comprar auto seminuevo o usado

En algún momento podremos vernos en la necesidad de comprar un auto, en este caso nos referiremos a los seminuevos y usados ya que existe una gran oferta con precios mucho mas reducidos que los autos nuevos.

Te daremos 10 tips que te ayudarán en la búsqueda de tu auto ideal, esperemos que con estos datos estés un poco mas informado y tengas mayor seguridad sobre lo que debes hacer al momento de comprar un auto.

1. Para tener un mejor panorama lo ideal es que tengas varios candidatos para compra, de esa manera si llegas a tener complicaciones en las negociaciones o si te decepcionas luego de revisar a fondo un auto tengas más alternativas y evites aferrarte a una sola opción.

2. Evite personas que solo tienen como contacto un teléfono celular, ante cualquier eventualidad será mas difícil hacer alguna aclaración o reclamación.

3. Si tiene alguna cita para ver el auto llegue antes de tiempo a la zona de encuentro, de esa forma tendrás mas seguridad y también podrá ver si llegan al lugar a darle los últimos retoques al auto.

4. Siempre de preferencia revise el auto en horas de frío, en ese momento es cuando se notan mas los problemas de arranque, al momento de arrancarlo verifique que la aguja de temperatura esté hasta el fondo para notar si el auto ha sido “precalentado”.

5. Al hacerle la prueba de manejo al auto hágalo en momentos con las ventanillas totalmente cerradas y en ocasiones con las ventanillas bajadas para notar cualquier ruido extraño dentro y fuera de la cabina, realice la prueba por diferentes tipos de terrenos para probar la suspensión, también ponga mucha atención en buscar ruidos en la transmisión.

6. Cerciórese de verificar las uniones entre las puertas, marcos de los faros, simetría de las facias, brillo de la pintura, interior del cofre, en fin, cualquier lugar donde pueda encontrar indicios de colisiones anteriores, pregunte sobre si ha tenido historial de colisiones pero sin hacerle notar cualquier indicio encontrado para verificar si el vendedor es honesto en sus versiones.

7. Desconfíe de las personas que no tienen todos los gastos y papeles en orden, puede llevarse grandes problemas a casa con un auto así, además de que eso habla de personas descuidadas, seguramente no han llevado un programa adecuado de mantenimiento con el auto.

8. Verifique todos los controles eléctricos, luces, clima, sistema de audio, ventanillas, seguros, alarma, etc., si todo esta en orden habla muy bien del dueño del auto.

9. Revise los interiores, si el auto huele a cigarro será muy difícil y costoso sacar ese olor, revise que los plásticos interiores no estén resecos y resquebrajados por el sol.

10. Aún sabiendo lo anterior acompáñese por un mecánico de confianza y haga todas las pruebas legales posibles en su país para evitarse problemas legales.

PRINCIPIANTE. Elementos esenciales

Aquí hablaremos de los mandos básicos de nuestro automóvil, es necesario conocer y familiarizarnos con nuestra cabina y nuestros controles, así como su posición antes de intentar mover el auto.

Teniendo en cuenta que estás sentado en el lugar del piloto, los elementos que tenemos que considerar inicialmente para empezar a manejar son:

Freno de mano, es una palanca situada a tu derecha entre los asientos del piloto y copiloto, para accionarla es necesario jalarla hacia arriba, para desactivarla hay que presionar el botón de la palanca y dar un pequeño tirón hacia arriba para “liberarla” y poder bajarla completamente.

Volante, sirve para dirigir el auto a la derecha o izquierda, su dureza está determinada por el tipo de dirección de nuestro auto, dirección hidráulica (suave) o dirección mecánica (dura). Actualemente la mayoria de los automóviles cuentan con dirección hidráulica.

Pedales, de derecha a izquierda son los siguientes:
Acelerador, sirve para inyectarle gasolina al motor para incrementar la potencia, necesario para comenzar a avanzar, aumentar la velocidad y reponer la velocidad perdida en pendientes.
Freno, sirve para detener el automóvil o disminuir la velocidad, de igual forma nos es útil para que el automóvil permanezca inmóvil en pendientes o en terrenos irregulares.
Embrague o clutch, sirve para permitir un cambio de velocidad.

Tablero, en este se mostrarán distintas informaciones referente al funcionamiento del vehiculo.

Palanca de luces direccionales, sirve para indicar y alertar a otros conductores cuando vamos a cambiar de rumbo, cuando queremos adelantar o rebasar y cuando queremos cambiarnos de carril.

Palanca de luces altas y bajas, también llamadas de corto alcance o cruce y de largo alcance, sirve para aumentar o disminuir la intensidad de nuestras luces delanteras dependiendo de la zona o del tráfico, así evitamos deslumbrar a otros conductores para evitar accidentes.

Palanca limpiaparabrisas, accionan nuestras escobillas limpiaparabrisas y también se puede ajustar la velocidad de estas dependiendo de la cantidad de lluvia en el exterior.

Botones diversos, dependiendo del automóvil estos servirán para encender la calefacción, luces de emergencia, faros, seguros, etc.

PRINCIPIANTES: Como sentarnos en la posición del conductor.

Ahora hablaremos de la mejor posición que podemos tener al volante de un automóvil.

Esto punto es muy importante ya que mantener una buena postura y agarre del volante incrementa la seguridad y presición en el manejo de tu auto.

También una buena postura ayuda a que tengas confort en trayectos largos, y que en todo momento se transmitan los movimientos del automóvil hacia tu cuerpo a través del asiento, logrando así un mejor conocimiento de la operación del auto.

El primer punto a considerar es la postura en el asiento, ¿Cuál es la mejor forma de acomodarse en el asiento del conductor.

1.- Distancia atrás – adelante del asiento, la mayoría de los asientos cuentan con algún sistema de ajuste para moverlos hacía el frente o atrás. La mejor posición será aquella donde podamos presionar los pedales a fondo sin tener que esforzarnos ni estirarnos para hacer este movimiento.

También hay que comprobar que al presionar a fondo los pedales no nos choquen las rodillas en la parte inferior del tablero.

2.- Respaldo del asiento, también en nuestro automóvil debemos contar con el ajuste del respaldo, por cuestiones de seguridad y confort, debemos colocar el respaldo de forma que nuestra espalda quede bien apoyada en el respaldo al mismo tiempo que podamos colocar nuestras muñecas en la parte mas alta del volante. También comprobar que podamos alcanzar todos los controles del tablero sin tener que estirarnos o separarnos de nuestro asiento.

3.- Ajustes adicionales, algunos vehículos cuentan con otros ajustes en el espacio del conductor como ajustes de altura de volante o ajuste de altura del asiento, al utilizar estos ajustes debemos tener en cuenta lo mencionado anteriormente: Espalda bien apoyada en el respaldo, alcance de todos los controles sin esfuerzos, alcance de los pedales sin esfuerzos ni interferencias.

PRINCIPIANTES: La mejor posicion para agarrar el volante

Forma de tomar el volante. La enseñanza tradicional nos indica que la mejor posición para sostener el volante del auto es aquella donde, tomando en cuenta a un reloj de manecillas, una mano estaría sobre la posición 10 y la otra sobre la posición 2.

Sin embargo recientemente han surgido nuevos datos, en automóviles con bolsa de aire para el conductor, y tomando el volante como sugerimos en la posición anterior, resulta en lesiones al activarse la bolsa de aire. Para dichos automóviles es mas recomendada la posición 9 y 3.

Para mayor información es importante leer el manual del propietario del automóvil para ver las recomendaciones del fabricante.

PRINCIPIANTES: Pasos para encender el automovil

Nota: Hay que verificar siempre que nuestra palanca se encuentre en posición neutral antes de encenderlo, ya que de lo contrario el automóvil podría avanzar al encender y podríamos golpear nuestro auto.

Para encender el automóvil basta con presionar el pedal del clutch o embrague, verificar que la palanca se encuentre en posición neutral y hacer girar la llave en el sentido de las manecillas del reloj hasta escuchar que ha encendido e inmediatamente soltar la llave y liberar el embrague.

Nota 2: En algunos modelos de autos no se necesita pisar el clutch para encenderlo, actualmente la mayoría (si no es que todos) incorporan este seguro para evitar que niños pequeños enciendan el auto accidentalmente.

Consejo: En automóviles con sistema de inyección de combustible, no hay que presionar el acelerador “por si nuestro automóvil no quiere encender”, ya que es muy fácil ahogarlo.

PRINCIPIANTES: Pasos para iniciar la marcha

Para comenzar a avanzar, y una vez con el automóvil encendido, tenemos que presionar el clutch a fondo, y colocar la palanca en la posición de la primer velocidad, presionar un poco acelerador hasta escuchar un ligero cambio de sonido con relación al sonido de nuestro motor solo encendido, entonces comenzar a soltar el clucth de forma suave y presionar levemente el acelerador para mantener una buena velocidad.

Cabe aclarar que este punto es de lo mas “complicado” a la hora de aprender a manejar un automóvil estándar, por lo cual no te desesperes si el automóvil se te apaga o jalonea en los primeros intentos, e incluso varios días después de haber comenzado a practicar.

La clave de un buen arranque consiste en inyectar solo la cantidad necesaria de gasolina a nuestro motor a través del pedal acelerador y al mismo tiempo liberar el embrague o clutch suavemente de tal forma que los engranes se acoplen de forma natural.

Vamos a ver cuales son los puntos que debemos tener en cuenta a la hora de avanzar:

Si estas aplicando poca presión al acelerador en primera velocidad, el automóvil tenderá a apagarse o a emitir un sonido de “gorgoreo”.
Si estas aplicando demasiada presión al acelerador el motor sonará forzado, como si estuvieras en una competencia de carreras, además de sentir un fuerte jalón en el arranque y/o patinaje en las llantas.
Si estas aplicando poca presión en el embrague o clutch, se escuchará un ruido como metales raspando al tratar de colocar la palanca en posición de velocidad.
Si colocas mal la velocidad o un tanto desencajada de su posición, se escuchara un ruido de metales raspando al momento de comenzar a acelerar y liberar el clutch.

Ahora vamos a hacer un artículo mucho mas ampliado en caso de que tengas muchos problemas para arrancar el automóvil, moverlo y que no se te jalonee o se te apague.

Antes que nada ten en cuenta que necesitas mucha paciencia contigo mismo, no te frustres porque por más que te esfuerces y concentres sigues teniendo dificultades, esto es normal en un principio, para dominar el manejo se necesita de mucha práctica, así que tienes que seguir intentándolo de forma paciente y periódica.

Al principio es normal que sientas nervios, lo mejor para esto es estar acompañado de alguien paciente y de confianza, además de encontrar un lugar muy solitario. Algo muy malo para tus nervios es tratar de aprender a conducir en un lugar con mucho tráfico. El terreno donde aprendas a manejar debe ser llano, si te encuentras en una pendiente lee las indicaciones de arranque en subida.

Los primeros pasos son:
Colocarnos el cinturón de seguridad
Encender el automóvil girando la llave de arranque
Liberar el freno de mano

En este momento comienza la parte mas complicada
Presionar el pedal de clutch a fondo
Poner la palanca de velocidades en la posición de 1ra velocidad
Acelerar un poco, el tacómetro deberá rondar las 2000 rpm, si no tienes tacómetro acelera sólo un poco hasta cambiar el sonido del motor.
Comienza a liberar el pedal de clutch de forma suave, no es necesario exagerar en la lentitud, solo debemos hacerlo suave.
En el momento que se comience a mover el automóvil detén la liberación del clutch y mantenlo en esa posición alrededor de 4 segundos, continúa acelerando uniformemente para lograr una velocidad constante sin ser muy rápido ya que producirías un arrancón.
Finalmente termina de liberar el clutch de forma suave nuevamente.

También es necesario que tengas en cuenta que cuando comienzas a manejar la sensibilidad y fuerza de nuestros pies no es la adecuada, por lo tanto posiblemente apliques mas fuerza de que la que quisieras al acelerador, o al momento de liberar el clutch te tiemble la pierna o lo sueltes muy rápido por la emoción o nervios. Todo lo anterior es completamente normal y se te quitará en medida que practiques.

Mi recomendación personal es que hagas prácticas de media hora seguida, donde hagas la maniobra descrita anteriormente, después de esa medio hora baja del automóvil y estírate un poco, tus sesiones no deberían pasar de 2 horas ya que necesitarás descansar para lograr un mejor avance en tus prácticas.

A continuación te describiremos algunos de los errores comunes que hacemos cuando estamos aprendiendo a manejar:
El automóvil se apaga, esto se puede deber a 2 cosas, que no aceleras lo suficiente, es decir el motor se queda sin gasolina para seguir operando, otra posible causa es que liberes demasiado rápido el clutch sin dar tiempo a que aceleres lo suficiente.
El auto tiembla, esto se debe a que estás acelerando muy poco, aprieta un poco más el acelerador para que se estabilice la combustión del motor.
El auto sale disparado, esto se debe porque estas aplicando demasiada presión en el pedal del acelerador y/o porque liberas rápidamente el clutch.
Cuando pones la velocidad la caja de velocidades suena como que “raspa”, esto es porque no has presionado el pedal de clutch lo suficiente o porque no lo has presionado.
Cuando comienzas a avanzar la caja de velocidades suena como que “raspa”, esto es porque no se ha colocado en su posición correcta, vuelve a presionar el clutch a fondo y trata de volver a colocarla correctamente.

Como consideración final quisiera mencionar que el movimiento de liberar el pedal de clutch y acelerar no debe ser considerado como un movimiento de balanza, es decir que mientras liberas uno aprietas el otro de forma simétrica, lo mejor es considerarlos que son pedales que actúan por separado, que se utilizan con distinta intensidad pero que debemos encontrar el equilibrio en la operación de dichos pedales.

Esto lo menciono por lo siguiente: supongamos que tenemos el problema de que el automóvil tiembla cuando lo queremos hacer avanzar, entonces de acuerdo a lo anterior su solución es acelerar un poco mas, y lo hacemos para solucionarlo, pero sin embargo seguimos con el problema del temblor en el automóvil, esto es porque a pesar de que aceleramos al mismo tiempo liberamos el clutch, haciendo que siga faltando gas, la solución en este caso es presionar el pedal de gas pero dejar de liberar el clutch para que el equilibrio funcione.

Recuerda, constancia y paciencia son las claves para dominar este paso, suerte!

PRINCIPIANTES: Ejercicios de arranque y frenado con transmisión manual.

Ahora hablaremos sobre unos sencillos ejercicios para que muevas tu automóvil en primera velocidad unos metros y posteriormente frenado total.

Los pasos para encender e iniciar la marcha ya los hemos explicado anteriormente. Si no lo has visto por favor dirígete a sus respectivos enlaces.

Pasos para detener el automóvil de transmisión manual o estándar.

Suponiendo que estamos en movimiento y embragada alguna velocidad:

Presionar el clutch a fondo y colocar la palanca de velocidades en “punto muerto” o posición neutral.
Al mismo tiempo ir presionando el freno suavemente calculando la distancia y velocidad necesaria que necesitamos para detenernos justo en el lugar deseado. El pedal de clutch o embrague puede ser liberado inmediatamente después de haber puesto la palanca en punto muerto aunque no se haya detenido el automóvil.

Es importante que domines el arranque y frenado antes de seguir con otras lecciones de práctica, la importancia de esto radica en que al dedicarle mas tiempo lograrás tener la experiencia necesaria en estos detalles antes de intentar otras situaciones de manejo, esto te ayudará a que puedas concentrarte mejor en las nuevas lecciones y evitando situaciones de riesgo en la conducción de tu auto.

Para poder alcanzar un buen dominio de esta lección te recomiendo dedicarle de 3 a 4 horas de práctica con plena concentración. Para ello necesitarás encontrar un lugar aislado, con muy poco o nulo tráfico vehicular, haciendo recorridos pequeños de 10 a 20 metros aprox. para concentrarte y adquirir mucha experiencia en el arranque y frenado.

Como dificultad extra, puedes incluir en las últimas horas de práctica de estas lecciones mucho ruido, como pudiera ser el del radio, de esta forma podrás tener más experiencia en el arranque al basarlo no solo en el sonido del motor sino también en los pequeños movimientos del auto. También puedes hacer un conteo mental del tiempo que te toma en embragar la velocidad y comenzar a avanzar para tratar de hacer el arranque en un menor tiempo.

Si no dominas el arranque y frenado podrías tener los siguientes problemas:
En una situación de arranque sobre una avenida con mucho tráfico vehicular, los sonidos de otros motores impiden que escuches al tuyo y al tratar de avanzar tu auto no avanza, tiembla, se jalonea o se apaga.
Al cambiar un semáforo de rojo a verde no comienzas a avanzar en un tiempo adecuado y los conductores detrás de ti comienzan a apurarte y presionarte para que avances.
Frenadas bruscas con riesgo de impactar el auto al frente o que alguien detrás de ti se impacte contra tu auto.

PRINCIPIANTES: Cambios a segunda velocidad y mayores

Una vez que hayamos dominado la lección del arranque en primera velocidad esta lección nos será un tanto más fácil.

La mecánica para hacer el cambio de velocidad será de la misma forma que hacemos avanzar el auto desde que se encuentra inmóvil, es decir:

-Con el automóvil en movimiento
-Presionar el clutch o embrague a fondo
-Colocar la palanca en la posición de la velocidad a embragar
-Ir soltando el pedal de clutch o embrague al mismo tiempo que presionamos el acelerador

Asumiendo que en este paso ya dominas un poco el uso del clutch según las lecciones anteriores, la complejidad o los detalles nuevos de esta lección serán:

-Acostumbrarse a colocar la palanca en su posición correcta sin voltear a ver la palanca.
-Hacerlo con relativa rapidez, de forma que no perdamos velocidad al hacer el cambio de velocidad.
-Acostumbrarse a la mayor velocidad del auto.
-Determinar el momento adecuado para cambiar de velocidad.

Todos estos puntos serán pulidos en medida que los practiques.

PRINCIPIANTES: Escogiendo el lugar para aprender a manejar

Otro de los aspectos más importantes y preliminar para aprender a conducir un vehículo es el hecho de encontrar un buen lugar para practicar.

Un mal lugar para practicar podría hacer que te estreses demasiado, que se te dificulte el aprendizaje e incluso que puedas tener un accidente.

Por lo tanto para escoger un buen lugar te recomendamos lo siguiente:

-Buscar un lugar con muy poco o nulo tráfico peatonal.
-Buscar un lugar con muy poco o nulo tráfico vehicular.
-Los estacionamientos de centros comerciales son una buena opción en horarios con muy poca afluencia.
-Áreas industriales en horarios no laborables también son una buena opción.
-Calles cerradas o privadas.
-Caminos poco transitados.

PRINCIPIANTES: ESCOGIENDO A TU TUTOR O MAESTRO DE MANEJO

Una de las cosas más importantes a la hora de aprender a manejar un automóvil es escoger un buen maestro, guía, tutor, etc., ya que esta persona será quien nos transmita sus conocimientos, costumbres, consejos y demás en la fase inicial del manejo.

Una mala decisión sobre la persona que nos acompañará en nuestra aventura nos podría acarrear malas experiencias, frustración, estrés e incluso desmotivarnos en nuestro aprendizaje.

Por ello es muy importante que tengas muy en cuenta los siguientes tips para escoger a dicha persona:

Escoger a una persona con mucha experiencia en el manejo, 5 años de manejar es una buena referencia.
Esta persona deberá conocer y respetar el reglamento de tránsito vigente en tu localidad, de lo contrario podrías aprender malos hábitos.
La persona en cuestión deberá ser muy paciente, de lo contrario podrías estresarte demasiado mermando tu aprendizaje.
Que cuente con su licencia o permiso de conducir vigente.

Si no encuentras a una persona con las cualidades anteriores deberías plantearte muy en serio la opción de asistir a una escuela de manejo.

PRINCIPIANTES: Señales de tráfico o tránsito

Al aprender a manejar un automóvil es necesario conocer el significado de las señalizaciones de tránsito para poder circular con seguridad, así mismo será necesario para aprobar el examen para la obtención de la licencia o permiso de conducir.

Tipos de señales de tránsito:
Señales restrictivas o reglamentarias: Estas se caracterizan por contener el color rojo, es indispensable respetarlas en todo momento ya que el no hacerlo, aparte de conllevar una sanción o multa, podría poner en peligro nuestra seguridad y la de los demás.

Señales preventivas o de advertencia: Estas se caracterizan por contener el color amarillo, se utilizan para informar a los conductores sobre las condiciones del camino, con el fin de tomar las precauciones pertinentes al circular por alguna vía o carretera.

Señales informativas y turísticas: Estas contienen en su mayoría el color azul, sirven para informar al conductor la existencia de algunos servicios y atractivos turísticos de la zona.

Señales de destino: Generalmente son carteles de color verde, indicando el nombre del destino, la dirección que hay que tomar para llegar a él, y en algunas ocasiones los kilómetros restantes para llegar.

Señales de información general: Usualmente de fondo blanco y letras negras, aunque los colores pueden variar, sirven para informar nombre de algunas vías, nombres de poblaciones, principio y término de estados o provincias, recomendaciones de tránsito, etc.

Es importante que te aprendas el significado las de las señales para que circules con mayor fluidez y seguridad.

Si estas aprendiendo a manejar un automóvil, es indispensable que hagas recorridos por las rutas que usarás normalmente antes de usar tu automóvil, así te aprenderás las señales en ruta diaria, y evitarás estrés innecesario al momento de circular por primera vez.

PRINCIPIANTES: Manejar en reversa

La reversa es uno de los mayores problemas cuando empezamos a manejar, principalmente por el movimiento invertido del volante para dirigir nuestro automóvil.

Antes que nada debemos verificar la posición de la palanca para mover a nuestro automóvil en reversa, dependiendo del fabricante y modelo existen diferentes posiciones, todas ellas llevan algún dispositivo que impide sea colocada por accidente mientras conducimos de frente.

Por ejemplo en los Volkswagen se presiona hacia abajo la palanca y luego se mueve a la izquierda y arriba, en algunos modelos anteriores es abajo, izquierda, atrás. En algunos modelos asiáticos la reversa queda completamente a la derecha y abajo, en Chevrolet hay que jalar un dispositivo en la palanca y luego moverla hacia la izquierda y arriba. En cualquier caso consulta tu manual para evitar problemas.

Cabe señalar que la reversa solo deberá ser utilizada para maniobrar brevemente mientras retomamos el control de frente para seguir transitando, por ejemplo, supongamos que hemos llegado por error a un callejón sin salida, en este caso debemos primero intentar dar la vuelta completa y salir de frente del callejón en lugar de salir completamente en reversa, claro, siempre que las condiciones lo permitan.

Una vez que hemos colocado la palanca en posición de reversa debemos ser cuidadosos en revisar todos los espejos retrovisores, así como girar la cabeza si es necesario para tener un panorama completo y evitar accidentes, en situaciones donde existan mas conductores circulando debemos activar nuestras luces de emergencia mientras hacemos nuestra maniobra.

También debemos tener en cuenta que en caso de mover nuestro automóvil en reversa cambia la posición de la tracción de nuestro auto, es decir, cuando vamos de frente llevamos la tracción en el eje delantero y vamos jalando el eje trasero, en el caso de la reversa vamos empujando el eje trasero del automóvil con la fuerza ejercida en el eje delantero.

Lo anterior es importante considerarlo, ya que si hacemos movimientos bruscos y aceleramos demasiado en reversa podemos perder el control fácilmente porque el automóvil tiene la tracción invertida, además de que la dirección en este caso queda en el eje con el que empujamos y el auto se moverá en dirección contraria hacia donde gires el volante.

Lo mejor para evitar problemas es imaginarte el trazo que quieres hacer con el automóvil, identificar todos los posibles obstáculos (peatones, banquetas, árboles, cestos de basura, etc), girar las llantas y mover el automóvil muy despacio hasta completar la maniobra.

INTERMEDIO: Evitar los puntos ciegos

Uno de los aspectos más importantes al aprender a manejar es conocer y comprender los puntos ciegos de nuestro vehículo, tener este conocimiento nos ayudará a transitar más seguros al evitar accidentes generados por estos.

Un punto ciego es generado por las limitaciones de nuestros espejos retrovisores, existen un par de áreas en los laterales de nuestro vehículo donde podemos perder de vista un automóvil que circula a nuestro lado, pudiendo generar un accidente al cambiar de carril.

Para comprender mejor este punto veamos la siguiente imagen, en ella está marcadas las áreas donde no podríamos ver con nuestros retrovisores convencionales, dependiendo del ajuste de nuestros espejos estas zonas “ciegas” se ampliarían o disminuirían.

Para disminuir el efecto del punto ciego podríamos tomar las siguientes medidas:

Ajustar nuestros espejos retrovisores para ampliar nuestra visión, estos deberán ajustarse de tal forma que mientras un objeto desaparece de un espejo aparezca en el siguiente y que al momento de desaparecer de nuestro espejo lateral podamos verlo a través de las ventanillas laterales con un leve giro de cabeza.

En los espejos laterales debemos ver lo mínimo de nuestra carrocería, ya que solo será para referencia, para ver detrás nuestro debemos usar el retrovisor central de nuestro automóvil. En todo momento debemos mantener nuestros cristales y espejos limpios y sin objetos que obstruyan nuestra visión.

Instalar pequeños espejos convexos en los laterales, como medida adicional podemos adquirir pequeños espejos que van adheridos a los espejos laterales, de tal manera que ampliamos nuestra detección de objetos situados en nuestro punto ciego. Para ello debemos escoger aquellos que sean pequeños y no afecten nuestra visión lateral.

Cabe resaltar que muchos fabricantes de automóviles incluyen en los laterales pequeñas áreas del espejo en forma convexa, por lo que no es necesario instalar un espejo adicional.

Evitar instalar protecciones para las lunas de los espejos laterales estorbosas, muchos propietarios de autos instalan como medida de seguridad unas protecciones que disminuyen el ángulo de visión, de tal forma que hay que ajustar el espejo mas hacía adentro, aumentando el punto ciego, procura no instalar estas “protecciones” o busca alternativas que no aumenten tus puntos ciegos.

Comprar un vehículo con sistema de detección de punto ciego, por supuesto esto es lo mas caro, automóviles recientes incluyen entre las medidas de seguridad, alertas ya sean visuales y/o sonoras que nos informan sobre la existencia de un vehículo en nuestra zona de punto ciego.

INTERMEDIO: Uso del Clutch

Ya hemos mencionado como arrancar un automóvil y como ponerlo en marcha, por lo tanto tenemos las nociones básicas del funcionamiento del clutch o embrague y como utilizarlo.

Sin embargo en esta ocasión ampliaremos el tema del uso del embrague para tener mayor seguridad sobre su funcionamiento y la forma de alargar su vida.

Primero explicaremos como funciona, a grandes rasgos el clutch es un conjunto de 3 piezas, embrague, disco y collarín, los cuales se encargan de desconectar nuestra caja de velocidades del motor, de tal forma que podamos hacer un cambio de velocidades con el motor desconectado y posteriormente volver a conectar la caja de velocidades al motor con la nueva velocidad.

Forma correcta de utilizar el pedal:

Presionar el pedal de clutch a fondo, colocar la palanca en la velocidad deseada, liberar el clutch con suavidad al tiempo que aceleramos un poco, liberar completamente el clutch.

Malos hábitos de uso del pedal de clutch o embrague:
Detener el automóvil en una subida controlando la liberación del clutch, si se trata de periodos intermitentes en los que estaremos parados en una subida, preferiblemente hay que usar el freno de mano, también nos sirve de descanso a nuestros pies.

Dejar el pie izquierdo ligeramente apoyado sobre el clutch “para estar preparados en caso de que se necesite” o dejar el pie “descansando” sobre el pedal, una vez liberado el clutch debemos quitar nuestro pie del pedal completamente.

Mantener el pedal a fondo en semáforos o paradas, “porque el tráfico puede avanzar en cualquier momento”, debemos acostumbrarnos a que en un alto total poner el automóvil en neutral y al comenzar a avanzar embragar primera velocidad y liberar posteriormente el clutch (si pasas el mayor tiempo de tus trayectos en zonas urbanas con atascos deberías considerar una caja de velocidades automática).

Avanzar liberando el clutch y volviéndolo a pisar para frenar, en caso de que el terreno este muy irregular, o necesitemos frenar constantemente, es preferible embragar una velocidad inferior, por ejemplo en lugar de ir en segunda frenando constantemente con clutch, es mejor ponerlo en primera y avanzar lento.

INTERMEDIO: Cambios de velocidad, el mejor momento

A la hora de aprender a manejar un automóvil estándar o de transmisión manual algo que podría preocuparnos y desconcertarnos será en que momento tenemos que cambiar las velocidades.

Esto se debe a que escucharemos diferentes opiniones entre quienes manejan sobre que elementos considerar para el cambio de marcha, por lo tanto es conveniente que tengas en cuenta que no existen reglas generales para ello, ya que el momento de cambiar a otra marcha dependerá del estilo de manejo, velocidad final que se desee, pendientes, inclinaciones, rebases o adelantamientos, e incluso, economía.

Dependiendo del modelo de tu automóvil tendremos 2 formas de establecer el cambio de marcha o velocidad:

-Si cuenta con cuentarrevoluciones o tacómetro
-No cuenta con cuentarrevoluciones o tacómetro

Para el primer caso el cambio de marcha debería hacerse cuando nuestro contador se sitúe entre las 1,900 revoluciones y 2,500 conduciendo normalmente, si se requiere mayor potencia como en el caso de pendientes inclinadas o adelantamientos podríamos estirar un poco más el cambio de velocidad.

Para el segundo caso será un poco más complicado, para calcular el momento adecuado del cambio necesitaremos acostumbrarnos a la velocidad del automóvil y el sonido del motor.

Por el sonido del motor:
Cambiar a la siguiente marcha en cuanto el sonido del motor comienza a escucharse mas forzado.

Por velocímetro:
2da.- 15 - 30 km/h
3ra.- 30 - 50 km/h
4ta.- 60 - 80 km/h
5ta.- 80 ó mas km/h

Nuevamente el momento adecuado para cambiar de velocidad lo determinará la potencia o velocidad que necesitemos.

INTERMEDIO: Estacionarse

Una de las mayores preocupaciones a la hora de aprender a manejar un automóvil es el estacionamiento. Obviamente esta preocupación variará dependiendo del tipo de cajón de estacionamiento.

Para tener una mejor idea de cómo estacionarnos apropiadamente primero tendremos que acostumbrarnos a la forma en como se mueve nuestro auto.

La mayoría de los autos convencionales actuales están equipados con tracción delantera, y al girar el volante solo podemos cambiar la dirección de las llantas delanteras para indicar el rumbo a seguir. Por lo tanto la parte trasera de nuestro auto la venimos “jalando” o “arrastrando”. Es muy importante tener muy en cuenta este punto, ya que en base a ello, sabremos como posicionar adecuadamente nuestro automóvil en un cajón de estacionamiento.

Veremos las formas más comunes de estacionarse.

1. Estacionamiento en cajones diagonales. Este es el estacionamiento común en plazas comerciales y una de las formas más eficaces de lograr un estacionamiento rápido y sin complicaciones. El punto principal a considerar será alejarnos de los autos estacionados para tener mayor espacio de maniobra, si tomamos el giro muy cerrado podremos tener complicaciones para lograr un buen posicionamiento e incluso riesgo de impactar otros autos.

2. Estacionamiento en batería o paralelo. Este es el estacionamiento tradicional, es común debido a su facilidad de diseño en lugares públicos. Al igual que en el caso anterior el punto principal será nuestra posición antes de empezar a girar, cuanto mas alejado estemos de los cajones de estacionamiento mas fácil será posicionarnos.

Por último mencionaremos la forma de estacionamiento más complicada entre las formas comunes, se trata de estacionarse en línea. Este estacionamiento se encuentra disponible normalmente al lado de alguna vialidad.

Antes de empezar con las instrucciones de maniobra es muy importante tener en cuenta los siguientes puntos:
*Al buscar un lugar donde estacionarse disminuye tu velocidad para evitar frenadas bruscas al encontrar un lugar.
*Una vez que has encontrado un lugar adecuado cerciórate de que hay espacio suficiente para que quepa tu auto y quede margen de maniobra para ti y para los demás automóviles, de lo contrario te expones a golpear tu auto o que sea golpeado por los demás al tratar de entrar o salir del estacionamiento.
*Cerciórate de que no estas eligiendo un lugar prohibido para estacionarse, verificar que no tapes cocheras, rampas, hidrantes, buscar señalización sobre las reglas de estacionamiento, etc.
*Para aprender esta maniobra es mejor practicarla antes en lugar solitario, colocando cajas o cualquier otro objeto de referencia delante y detrás de ti. Hacer esta maniobra por primera vez en lugar muy transitado podría estresarte y hacerte perder la concentración.

Maniobra:
*Una vez que has encontrado el lugar de estacionamiento enciende tu intermitente hacía donde vas a estacionarte para avisar a los demás conductores tus intenciones de estacionarte.
*Colócate en paralelo al lado del auto que está adelante del lugar a estacionarte, a aproximadamente 1 metro de distancia.
*Gira el volante una vuelta y cuarto hacia el lado del estacionamiento y comienza a retroceder, una vez que tu cofre se alinea con el espejo retrovisor del auto de delante de ti, puedes girar completamente el volante.
*Una vez que has alcanzado 45° (estas en diagonal) endereza tus llantas para seguir retrocediendo en esa misma dirección.
*Cuando tu retrovisor lateral está alineado con la defensa o parachoques trasero del auto de enfrente, gira el volante completamente en sentido contrario del lado del estacionamiento y continúa retrocediendo para entrar completamente en el lugar de estacionamiento.
*Una vez dentro puedes rectificar el espacio donde quieres posicionarte entre tu auto y la banqueta y entre los autos al frente y detrás de ti, avanzando y retrocediendo según sea el caso.

Nota: Cabe aclarar que las referencias mencionadas anteriormente son teóricas y pueden variar dependiendo del tamaño de tu auto y el delantero, también varía dependiendo de lo alejado que se encuentre dicho auto de la acera.

INTERMEDIO: Calculando las medidas de nuestro automóvil

Uno de los aspectos mas importantes a la hora de aprender a manejar es calcular que tanta distancia tenemos entre la carrocería de nuestro automóvil y los demás objetos que se encuentran en las vías y estacionamientos, es normal que en un principio tengamos un poco de miedo al cruzarnos con un autobús o camión y sentir como que no cabemos.

Para esto es muy importante practicar en un principio en calcular las distancias de nuestro auto, en el caso de ir en movimiento una buena opción es que la persona que vaya contigo en la posición de copiloto, vaya diciéndote la distancia aproximada que hay, entre la carrocería del lado del copiloto y otros elementos (banqueta, otros autos, etc.)

Para calcular las distancias en un estacionamiento lo mejor es que la persona acompañante, desde afuera del vehiculo, te de las instrucciones pertinentes de maniobra y alertarte de posibles colisiones.

Otra forma de darte una idea de las medidas laterales de tu auto es observar de forma frecuente los espejos laterales para ir checando la distancia con otros objetos como podrían ser otros vehículos, la acera o banqueta, líneas en el pavimento que dividen los carriles, etc.

Siempre tenemos que ser prudente y en todo momento estar alertas de nuestro espacio, si en alguna maniobra sientes inseguridad es mejor no hacerla para no dañar la carrocería de nuestro auto, incluso bajarnos si es posible de nuestra unidad para observar mejor los espacios.

INTERMEDIO: Malos hábitos de manejo

Constantemente nos enfrentamos a caer en malos hábitos de manejo, ya sea porque no conocemos los riesgos de esas prácticas o por el hecho de que cada vez nos sentimos mas confiados en el tráfico.

Por ello hablaremos de cuales son dichos hábitos y como podemos disminuir los riesgos de un accidente:

Hablar por teléfono, este es uno de los mas comunes errores, supone un grave riesgo al disminuir nuestra capacidad de concentración de manejo, sin mencionar la dificultad que constituye reaccionar rápidamente en un auto estándar si manejamos con una mano, para evitar riesgos podemos utilizar algún dispositivo manos libres o bluetooth para contestar las llamadas sin necesidad de retirar nuestras manos del volante.

Frenar bruscamente, este mal habito aparte de ser peligroso constituye una enorme carga para nuestro auto, forzando el motor y frenos innecesariamente, anticípate a los semáforos o lugares donde sepas que debemos disminuir la velocidad.

Si toma no maneje, seguramente hemos escuchado esta frase una gran cantidad de ocasiones, y no es para menos, se dice que el 70% de los accidentes automovilísticos son por personas en estado de ebriedad, cansados o que manejan imprudentemente. Pon en práctica el sistema de conductor designado y evita riesgos innecesarios.

Maquillarse en el tráfico, esta práctica puede ser el resultado de malos hábitos de puntualidad, puedes perder la sensibilidad del freno en un semáforo y rodar, aparte de taparte la visión con el espejo de vanidad o retrovisor.

Escuchar música con volumen muy alto, sabemos que mucha veces puede ser aburrido manejar en el tráfico diario, pero evita distraerte demasiado con la música, con el volumen alto puedes “tapar” sonidos de tu motor y alertas de diferentes fuentes, modera el volumen a un nivel donde no te distraiga y escuches a los demás.

Conducir rápido e imprudentemente, esto constituye el mas extendido error al manejar, podemos ver a muchos conductores manejar cambiando constantemente de carril, no cediendo el paso cuando deberían, saltarse altos, no tomar la debida distancia con los demás autos, etc. Son muchos los factores que influyen para manejar de esta forma, desde el estrés, el trabajo, tener la necesidad de recorrer largas distancias en poco tiempo, también pueden influir problemas con la puntualidad, etc., cualquiera que sea el caso evita dejarte influir y correr riesgos al manejar, tomate tu tiempo, sal de casa con tiempo de sobra, planea tus rutas, se amable con los demás conductores y respetuoso con los señalamientos y reglas de tránsito.

INTERMEDIO: Pasar un tope

Cuando estamos aprendiendo a conducir uno de los mayores problemas son los topes (lomo de burro, badén, lomo de toro, rompemuelle, rampas, vibradores), claro, esto depende de la región de donde seas será la dificultad de librar este obstáculo, mientras que en algunos lugares son discretos, en otros son realmente difíciles de sortear.

Antes que nada debemos tener en cuenta que cuando se coloca un reductor de velocidad en cualquiera de sus modalidades es porque existe un lugar donde se debe transitar a una velocidad reducida, puede ser por un cruce peligroso, un entronque, paso peatonal, etc. Por lo tanto debemos ser precavidos al cruzar por dichas zonas.

Generalmente para pasar un tope con suavidad, solamente basta con reducir la velocidad para evitar golpearlo y sentir movimientos bruscos en nuestro auto. Normalmente basta con reducir la marcha entre 10 y 5 km/h y retomar la velocidad una vez pasado.

Sin embargo existen también algunos topes que son muy altos y representan un peligro para nuestra suspensión en caso de tomar el tope muy rápido, además tomar mal un tope podría hacer que nuestro auto se apagara a medio tope y/o que nuestro auto rodara hacía atrás, pudiendo colisionar con algún auto que estuviera detrás nuestro.

Para pasar un tope alto, suavemente y sin maltratar nuestro auto, es necesario tener una rápida reacción para detener el auto con clutch y acelerador al mismo tiempo. Puedes obtener mas información de ello repasando el post de arranque en subida.

La idea de ello es contar con suficiente habilidad para evitar que nuestro auto retroceda en una pendiente pronunciada, sin necesidad de aplicar freno ya que necesitamos seguir avanzando y no detenernos a medio tope.

El procedimiento es el siguiente en caso de que no sea muy alto:
Reducir la velocidad hasta el punto de casi detener el auto antes de llegar al tope teniendo la palanca de velocidades en posición neutral, nuestra rueda delantera debemos pasarla suavemente con la inercia que traemos sin necesidad de acelerar, posteriormente engranar la 1ra velocidad, comenzar a acelerar suavemente para pasar el segundo eje sin movimientos bruscos, una vez librado continuar la marcha.

En el caso de que el tope sea muy alto:
Reducir la velocidad casi al punto de detenernos, engranar la primera velocidad y comenzar a avanzar para subir el primer eje de forma suave, si es necesario aplicamos freno en puntos donde las llantas delanteras bajan del tope para hacerlo suave, volvemos a poner la presión necesaria de gas para pasar el segundo eje y nuevamente corregimos si es necesario con freno para evitar caer bruscamente del tope.

En algunos casos es conveniente pasar los topes en forma diagonal, claro que mientras las condiciones de tráfico lo permitan, ya que de esa forma nuestra suspensión sufre menos y el auto tiende a rebotar menos, lo que hace que disminuyamos el riesgo de raspar la parte inferior del auto en el tope.

INTERMEDIO: Luces direccionales

El buen uso de las luces direccionales es indispensable en un buen conductor, realmente es sorprendente la cantidad de conductores que circulan a diario y que realmente no saben manejar, ya que no utilizan las luces direccionales, el no utilizar las luces direccionales, aparte de revelar a un mal conductor, ponen en riesgo de colisión el manejo diario, ya que las luces sirven para avisar a los demás conductores de la maniobra que estás por hacer.

Estas luces son activadas por una pequeña palanca situada a la izquierda superior del volante, se utilizan de forma natural ya que se activan en sentido en que se girará el volante, es decir, hacia arriba para la derecha y hacia abajo para la izquierda.

Estás luces deberán encenderse antes de efectuar la maniobra para prevenir a los demás de nuestros movimientos.

Veamos los casos donde debemos utilizar nuestras luces direccionales:

Al momento de dejar un aparcamiento en línea, cuando estas estacionado en línea y vas a incorporarte al flujo vehicular.

Cuando vas a aparcar en línea, caso contrario al anterior también debes indicarlo para que los demás sepan la maniobra de estacionamiento que estás a punto de realizar.

Para indicar que girarás hacia la izquierda o derecha, ya sea que vayas a salirte de la vía en la que estás circulando, en caso de que en un cruce cambies de dirección, en caso de que cambies de calle, etc., siempre que hagas un giro en tu trayectoria y cambies de dirección deberás indicarlo con tu luz direccional.

Cambio de carril, en los casos donde estés circulando en una vía con varios carriles, deberás indicar con tu luz direccional que te cambiarás de carril, así avisarás a los demás conductores y tomarán medidas de velocidad pertinentes.

En caso de adelantamiento o rebase, antes de rebasar deberás indicar con tu direccional hacia el lado que rebasarás, una vez adelantado el vehiculo que pretendías adelantar deberás cambiar la direccional para indicar que te incorporarás de nuevo al carril donde estabas.

INTERMEDIO: Puliendo la conducción del automóvil

Ya hemos mencionado los detalles básicos sobre el manejo del automóvil, pero ahora queremos mencionar aquellas cuestiones que debemos tratar de mejorar con la práctica y que harán que tengamos una conducción más técnica, lo cual se refleja en un manejo más suave, relajado, pero sobre todo seguro.

Mantener nuestra distancia.- Mantener una distancia prudente de nuestro automóvil con respecto al de enfrente hace que tengamos menos necesidades de frenar bruscamente, sobre todo si la persona de enfrente es brusca para manejar, si fuéramos detrás de un conductor así y muy cerca de él, acabaríamos imitando sus movimientos, sus frenadas y acelerones, lo cual es un desgaste innecesario para nuestro automóvil.

Control de la dirección.- Cada vez debemos tratar de llevar un mejor control de nuestro automóvil dirigiéndolo de forma adecuada para evitar riesgos innecesarios, por ejemplo debemos tratar ir siempre centrados en nuestro carril y evitar invadir carril al dar una vuelta muy cerrada. Un buen control del volante se traduce en una conducción suave y cómoda.

Cambios de velocidad a tiempo.- Cuando pasamos de una velocidad a otra, ya sea hacia arriba o hacia abajo, en un principio es normal que se nos tironee el automóvil e incluso que se nos frene, pero siempre debemos tratar de hacer los cambios mas suaves, en un punto optimo (siempre que las condiciones lo permitan) nuestros pasajeros no deberán sentir jaloneos molestos en cada cambio de velocidad. De hecho un conductor agresivo y brusco puede llegar a marear a sus pasajeros, mientras que un conductor precavido y técnico puede llevar pasajeros durmiéndose como niños.

Frenadas.- Cuando no estamos atentos al tráfico, cuando estamos distraídos o llevamos prisas nuestras frenadas se vuelven más intensas, lo cual nos pone en mayores riesgos de accidentes y conlleva un mayor desgaste de nuestro automóvil. Para evitar lo anterior debemos procurar salir con tiempo, planear nuestras rutas y ser prudentes, de esa forma nuestras frenadas serán suaves y precisas.

Aceleración.- La aceleración debemos hacerla de forma gradual y sin prisas, pero cuando las condiciones lo requieran, debemos acelerar fuerte pero sin tironear el auto o patinar las llantas, una vez que se llega a la velocidad final que deseamos debemos reducir el régimen de rpm para no llevar el motor forzado.

AVANZADO: Prioridades al manejar nuestro automóvil

Muchas veces lo que hemos aprendido, o lo que consideramos ser un manejo correcto del automóvil no resulta ser del todo benéfico, es por ello que a continuación enlisto las que considero son las premisas básicas al manejar:

1. Nuestra seguridad
2. La seguridad a terceros
3. La seguridad de nuestro automóvil
4. La economía de combustible

Supongamos el siguiente caso: debemos incorporarnos a una vía rápida de 2 carriles en cada sentido, estamos varados en un acotamiento o camino secundario tratando de ingresar a la vía, los automóviles circulan por el carril de baja velocidad a 80km/h aprox, mientras que en carril de alta velocidad circulan a 100-120km/h, en este caso debemos considerar que primero es nuestra seguridad, por lo tanto para ingresar a dicha vía debemos hacerlo apretando el motor de nuestro auto, si normalmente hacemos los cambios de velocidad a 2500 rpm, en este caso debemos considerar hacerlos entre 3500 y 4500 rpm, dependiendo de las condiciones de tráfico, la finalidad es llegar lo mas pronto posible a una velocidad segura dentro de la vía y evitar que alguien colisione con nosotros por venir a prisa, en este caso lo último que debemos considerar es el ahorro de combustible.

Siguiente caso, vamos circulando en una carretera de tan solo 2 carriles, venimos a una distancia prudente con automóvil delante y otro atrás, de igual forma en el carril contrario y de frente hay un tráfico afluente, vamos a 70km/hr y de repente vemos un bache muy cerca de nosotros, en este caso no nos quedará otra alternativa que pasar sobre el bache, sostener firmemente el volante por si es necesario controlar el auto posterior al bache. En este caso debemos evitar dar volantazos ya que podríamos invadir el carril contrario o salirnos de nuestra ruta, lo cual es peligroso, también no es recomendable frenar bruscamente por el auto detrás nuestro, en este caso damos mayor prioridad a nuestra seguridad que a la del automóvil.

Último ejemplo, supongamos que entramos en una zona de subidas, nuestro estilo de manejo es de ahorrador de combustible y estamos acostumbrados a llevar el auto entre 1800 – 2000 rpm, al entrar a la zona de pendientes ascendentes debemos dejar de usar este estilo, ya que llevar el auto en una pendiente exige mas al motor, es por ello que lo recomendable será subir las rpm a 2500 – 3000 o mas dependiendo de lo pronunciado de las subidas, en caso de tratar de seguir en 1800-2000rpm hará que nuestro motor sufra un desgaste mayor, sentiremos como que el auto tiembla o se jalonea, es por ello que debemos considerar que es prioridad la seguridad de nuestro auto que el ahorro de combustible.

Seguramente en tu ruta diaria tengas más ejemplos como los anteriores, considera no estar casado con un estilo de manejo en particular y dale prioridad sobre todo tu seguridad y la de los demás.

AVANZADO: Subidas y bajadas en carretera

Para manejar un automóvil sincrónico en carretera donde hay constantes subidas y bajadas es necesario conocer algunos principios básicos para evitar lastimar a nuestro auto y ocasionarle desgastes innecesarios.

Subidas

En el caso de las subidas debemos tener cuidado de no forzar a nuestro motor, ya que al hacerlo estamos acumulando desgaste de largo plazo en nuestro auto que resulta bastante costoso reparar.

Por ejemplo, si vas circulando a 80km/hr y al entrar a la pendiente sientes que el motor deja de responder, al mismo tiempo que notas como empieza a bajar nuestra velocidad, en ese momento es necesario engranar la velocidad anterior, de 5ta a 4ta por ejemplo.

Incluso pudiera darse el caso que dentro de la misma pendiente exista una parte donde se vuelva más erguida la subida, si sentimos nuevamente que nos cuesta acelerar y disminuye nuestra velocidad volvemos a bajar otra velocidad.

El principio básico para saber cuando bajar de velocidad es que siempre debemos tener la fuerza suficiente en nuestro motor para poder aumentar la velocidad, si así lo deseamos, sin tener que hundir todo nuestro pie en el acelerador.

Bajadas

En el caso de las bajadas el cuidado que debemos tener es que podríamos recalentar nuestros frenos de tanto utilizarlos, en tal caso podríamos tener un fallo con consecuencias muy graves.

Para evitar este problema, lo primero es mantener nuestros frenos siempre en buenas condiciones, es mejor hacer un mantenimiento anticipado de discos y balatas que escatimar en este elemento.

Cuando transitamos por pendientes muy largas en bajada podemos reducir una marcha para que el motor haga cierta “retención” de la velocidad, con ello disminuimos el uso del freno, incluso podemos combinar ambos métodos si es necesario.

Por ejemplo supongamos que vamos a 80 km/hr, vamos a entrar en una pendiente descendiente y al fondo se encuentra una curva, en tal caso nos anticipamos y en cuanto comenzamos a descender hacemos un cambio hacia abajo, por ejemplo de 5ta a 4ta, lo hacemos lentamente hasta que hemos sentido toda la fuerza de retención de dicha maniobra, posteriormente podemos pisar el freno disminuir mas la velocidad, incluso si es necesario repetimos el proceso, en este ejemplo habremos reducido el uso del pedal de freno.

Cabe recalcar que no es necesario hacer siempre este procedimiento pero si acostumbrarnos, ya que en una situación donde necesitemos frenar rápidamente lo haremos solo con nuestro pedal de freno como lo hacemos habitualmente.

Debemos tener cuidado en esta maniobra de no abusar de ella engranando hasta 2 velocidades inferiores en una pendiente muy pronunciada sin usar el freno, ya que las revoluciones se irían muy arriba presionando a nuestro motor.

El punto que buscamos es aquel donde hemos puesto la velocidad inferior y nuestro auto no aumenta de velocidad por la inercia de la bajada, en ese caso podemos circular sin ir pisando el acelerador ni el freno y nuestro motor estará estable a por ejemplo 3000-3500 rpm.

AVANZADO: Arranque en Subida

Esta maniobra en un principio es de las que más nos pone nervioso y se da en múltiples situaciones, por ejemplo dejar aparcado el vehículo en una pendiente, que el tráfico haga que nos detengamos a medias de una subida, etc., aunque tratemos de evitar esta situación, cuando menos te lo esperes quedarás atrapado en una subida.

Para superar este reto vamos a hacer uso de lo aprendido en la lección anterior para comenzar a avanzar con nuestro automóvil y los ejercicios de arranque y frenado.

Antes de intentar esta maniobra en un lugar con tráfico deberíamos intentarlo varias veces en un lugar solitario, de forma que no nos ganen los nervios en una situación mas complicada.

Primero vamos a describir el procedimiento en caso de que tu automóvil se encuentre estacionado en una subida y tengas que iniciar la marcha.

Los pasos para lograrlo son:

-El freno de manos debe estar colocado por obvias razones.
-Encender el automóvil.
-Pisar el clutch a fondo y poner la palanca en 1ra velocidad.
-Liberar el clutch hasta que sentir que el automóvil se jalonea, (en ese momento el automóvil no puede avanzar porque tenemos el freno de mano colocado, pero una vez que lo soltemos tampoco retrocederá)
-Liberar el freno de mano poco a poco hasta quitarlo completamente, en ese momento podemos acelerar para avanzar y terminamos de soltar el pedal de clutch.

En caso de que el auto comience a retroceder cuando estamos liberando el freno de manos volvemos a poner el freno de manos, soltamos otro poco el clutch y volvemos a intentarlo.

Las complicaciones de esta maniobra son:
*Encontrar el punto de aceleración exacto donde podemos liberar el freno sin que nuestro automóvil retroceda.
*Si no aceleramos lo suficiente el auto se apaga.
*Si liberamos el freno antes de tener el clutch en la posición segura podemos retroceder pudiendo impactar algún automóvil o cualquier cosa que se encuentre detrás de nosotros.
*Si hacemos esta maniobra de forma brusca podríamos salir disparados, pudiendo impactar un auto delante de nosotros en caso de que el de enfrente avance lentamente.

El segundo caso es cuando vas en el tráfico en una subida y te tienes que detener un momento por el mismo tráfico, entonces necesitas retomar la marcha.

Antes de explicar el procedimiento es conveniente aclarar que como medida de seguridad debemos ser muy estrictos en mantener nuestra distancia con el automóvil de enfrente, ya que en caso de que retroceda dicho auto nos puede impactar.

Los pasos son los siguientes:

-Al momento de detenerte lo haces con el pedal de freno a fondo y colocas neutral.
-Sin soltar el freno de pedal pisamos a fondo el pedal de embrague y colocamos la palanca en primera.
-Comenzamos a liberar el clutch hasta sentir que nuestro automóvil se jalonea
-En ese momento podemos soltar el pedal de freno sin que el auto se nos regrese, de todas formas lo hacemos ligeramente para tener tiempo de reaccionar.
-Una vez que hemos liberado el pedal de freno y sin que el auto se nos regrese aceleramos para avanzar y continuamos liberando el clutch.

Supongamos que en el paso de liberar el freno el automóvil comienza a retroceder, entonces la maniobra para corregir es:

Volvemos a pisar el pedal de freno a fondo, liberamos un poco mas el pedal de clutch y ahora debemos sentir un jaloneo o gorgoreo mas fuerte, volvemos a liberar el freno suavemente y si el auto no retrocede una vez liberado el freno aceleramos y continuamos normalmente.

Recuerda que estas maniobras debes practicarlas en solitario antes de tratar de usarlas en medio del tráfico.

AVANZADO: Sobreviraje y Subviraje de un automóvil

Ahora tendremos una lección más técnica de la conducción de un automóvil, hablaremos del subviraje y sobreviraje en un auto, estos problemas son resultado de las malas condiciones de la suspensión y dirección de un automóvil.

El sobreviraje se produce cuando al entrar a una curva el auto tiende a tomar mucha fuerza en la curva, esta fuerza hace que la curva se tome mucho mas pronunciado de lo que necesitamos o queremos en nuestro automóvil, las llantas traseras tenderán a derrapar, esto podría llevarnos a hacer trompos en el camino, pudiendo volcar el auto o salirnos del camino con consecuencias muy graves.

El subviraje es lo contrario a lo anterior, al tomar una curva nuestro automóvil parecerá no querer seguir el trazo adecuado en la curva y parecerá continuar recto, esto puede llevarnos a invadir el carril de a lado o sacarnos del camino si llevamos demasiada velocidad, con consecuencias igualmente peligrosas.

En este sitio siempre recomendamos ser prudentes al manejar, por lo que siguiendo dichas indicaciones difícilmente caerías en uno de los casos mencionados anteriormente. Sin embargo es necesario conocer estos datos para estar atentos en todo momento y conocer las condiciones de nuestro automóvil.

Si notamos alguno de los siguientes síntomas deberemos acudir a un centro de alineación para evitar estos problemas:

-Desgaste irregular en las llantas
-Volante tenso en alguna dirección y blando para el lado contrario.
-Para ir totalmente recto tenemos que girar un poco el volante hacia alguno de los lados.
-Vibración del volante a ciertas velocidades

En un centro donde tengan el servicio de alineación y balanceo pueden corregir estos problemas, adicionalmente debemos tener en cuenta que estos servicios deben realizarse por lo menos una vez al año.

CUIDADO DEL AUTOMOVIL: Problemas con el clutch o embrague

Con el uso constante nuestro clutch eventualmente se desgastará y tendremos que reemplazarlo por uno nuevo. ¿En que momento debemos cambiar nuestro clutch?.

Desgraciadamente no existe un parámetro estándar para determinar el cambio de nuestro clutch, como pudieran ser por años o por kilometraje, esto debido a que el embrague se desgasta de acuerdo a los hábitos de manejo del conductor, por lo tanto solo podemos predecir su cambio por los síntomas que presente nuestro auto.

Anteriormente hemos hecho un breve resumen del funcionamiento del clutch, y como hemos mencionado, el clutch o embrague consta de diferentes elementos, por lo tanto tendremos síntomas diferentes sobre la necesidad de cambiar nuestro clutch.

Entre los síntomas más comunes se encuentran los siguientes:

Dificultad para embragar una velocidad, nuestra palanca se pone dura y no nos deja cambiar de posición la palanca a pesar de poner el pedal de embrague a fondo.

Nuestro pedal se pone muy duro.

Posibles problemas en el mecanismo para accionar el embrague, existen de chicote e hidráulicos.

Las velocidades solo entran con el pedal muy al fondo.

Sonidos fuertes al momento de cambiar de velocidad, cuando cambiamos de velocidad algo cruje o raspa debajo de nuestro auto, no importa si pisamos a fondo el pedal de embrague.

En estos casos nuestro clutch ya no desconecta correctamente la caja de velocidades del motor por lo que nos dificulta su operación.

Puedo hacer el cambio de velocidad pero no tengo potencia, en ocasiones podemos mover con facilidad la palanca de velocidades al hacer los cambios, sin embargo al terminar de hacer el cambio nuestro carro parece no responder a dicho cambio, por más que lo aceleremos. En este caso el clutch esta muy desgastado, al momento de acoplarse no presiona lo suficiente para completar el proceso y “patina”. Esto es especielamente molesto al tratar de rebasar o incorporase a vías de alta velocidad.

Esta breve guía solo debe servir para referencia, en cualquier caso necesitas llevar tu auto a revisión por un especialista. En caso que se necesite cambiar el clutch considera adquirir un set de reemplazo de similar calidad al original, aunque el costo del kit sea superior a cambiar solo un elemento, el costo de la mano de obra será la misma (normalmente es un poco caro por la complejidad) así necesites solo lubricar algún elemento, así que aprovecha el momento para cambiar el set completo.

CUIDADO DEL AUTOMOVIL: Presión de inflado de las llantas

Durante el uso cotidiano de nuestro automóvil es importante tener el cuidado de llevar el ajuste correcto de inflado de llantas de nuestro auto.

Si llevamos menos presión en las llantas de la óptima, podemos tener problemas de adherencia con el asfalto, desgaste desequilibrado de las llantas y un mayor consumo de gasolina.

Por el contrario si tuviéramos mayor presión en nuestras llantas tendríamos un manejo más duro, desgaste desequilibrado y problemas de adherencia.

Para conocer el inflado correcto necesitamos recurrir al manual del usuario de nuestro auto, en él vienen indicadas las presiones correctas para nuestras llantas, también podemos tener alguna placa con datos informativos sobre la presión de las llantas en nuestro auto, esta placa pudiera localizarse en la parte lateral de la puerta del conductor o al reverso del tapón de la gasolina.

Las presiones para un mismo auto pueden variar en las llantas delanteras y traseras, así como variar en función del peso que se le añade al auto.

Para evitar variaciones a la hora de medir la presión de las llantas es recomendable que estas se verifiquen en frío o después de recorrer no más de 2 km. para evitar una lectura errónea debido a la expansión del aire dentro de la llanta por calentamiento.

También actualmente se emplea el uso del nitrógeno para inflar las llantas, se dice que al contener moléculas mas grandes se fuga menos que el aire convencional en condiciones normales, también mantiene mayor resistencia a los cambios de temperatura, manteniendo mejor la presión adecuada de tus llantas.

CUIDADO DEL AUTOMOVIL: Como cambiar una llanta

Si estamos aprendiendo a manejar un automóvil es indispensable conocer la forma en que se cambia una llanta, ya que cuando menos lo esperemos tendremos que reemplazar nuestra llanta, por lo tanto siempre debemos contar con la herramienta necesaria la cual consta de una llanta de refacción en buenas condiciones, gato, llave para quitar los pernos, triángulos de señalización de emergencia, chaleco reflectante y lámpara de mano.

Lo ideal sería que cada conductor practicara esta maniobra al menos una vez para conocer el procedimiento y evitar caer situaciones inesperadas, desesperantes, e incluso, bochornosas.

El procedimiento para cambiar nuestra llanta o rueda es el siguiente:

1. Apártate lo más posible del camino principal sobre el que transitas, en una carretera o autopista utilizarás el acotamiento, en una ciudad necesitas salirte de las vías principales o buscar algún lugar con poco tránsito. Evita lugares donde seamos pocos visibles como después de curva y busca lugares llanos para trabajar más cómodos. Coloca el freno de mano y deja la 1ra velocidad o reversa engranada como medida de precaución. (En caso de que no exista la posibilidad de quedar en terreno llano, busca piedras o troncos que puedas poner en las llantas en forma de cuña como medida de seguridad ante un eventual rodamiento)

2. Utiliza las señales destinadas para alertar a otros conductores que estas completamente detenido para evitar accidentes, en este caso accionaremos las luces de emergencia, colocaremos los triángulos reflectantes a una distancia de 50 metros de nuestro vehiculo. Es conveniente también la utilización de un chaleco reflectante para evitar accidentes como un atropellamiento a nuestra persona.


3. Colocar nuestro gato en el área de anclaje marcado por el fabricante de nuestro vehiculo, consulta el manual para evitar que dañes alguna parte de la suspensión o dirección del automóvil por una mala colocación del gato.

4. Sin haber levantadocompletamente la rueda procedemos a aflojar los pernos de la llanta, muchas veces están demasiado apretados porque anteriormente han utilizado alguna herramienta hidráulica para colocarlos, no desesperes y trata de hacer palanca en puntos alejados para facilitar las cosas, usa los pies si es necesario. (En caso necesario compra una llave adicional ya que las otorgadas por el fabricante son demasiado cortas y dificultan hacer palanca)

5. Levanta el auto para liberar la llanta, retírala y coloca la llanta de refacción, coloca los pernos en su lugar y solo dale vueltas con los dedos para asegurar que no se caigan de su posición.

6. Baja el gato para que quede anclada la llanta y puedas apretar nuevamente los pernos, no es necesario apretar con demasiada fuerza, una vez que han llegado al tope las tuercas, solo damos un ligero apretón final.

7. Levanta y guarda tu herramienta y triángulos, lleva inmediatamente a reparar tu llanta averiada.

CUIDADO DEL AUTOMOVIL: Niveles de Aceite, anticongelante, líquido de frenos y otros

Regularmente tendremos que verificar los niveles de los fluidos de nuestro automóvil, para ello lo mejor es consultar el manual de nuestro auto donde se encuentran ubicados los diferentes fluidos.

Generalmente se recomienda hacer esta inspección una vez a la semana y siempre que vayamos a hacer un viaje largo a carretera.

Los niveles de fluidos que debemos checar son variados dependiendo de nuestro automóvil, generalmente son: aceite del motor, liquido de frenos, líquido refrigerante o anticongelante, liquido del limpiador del parabrisas y liquido de la dirección hidráulica.

Para verificar los niveles de nuestro automóvil siempre debemos hacerlo en una superficie nivelada y con el motor frío, ya que estos se expanden con el calor pudiéndonos arrojar resultados erróneos, asimismo evitamos accidentes como quemaduras.

El aceite del motor se mide con una varilla que trae indicados el nivel máximo y mínimo. También puede contener una marca de la zona donde se puede y debe agregar aceite, generalmente el aceite se repone en cantidades de medio litro.

Para verificar el aceite de nuestro automóvil debemos extraer la varilla de verificación, limpiarla con un trapo seco y limpio, volvemos a introducirla hasta el tope y la extraemos nuevamente para comprobar el nivel que marca.

Hay que tener cuidado con no sobrepasar el nivel máximo ya que podríamos acabar con restos de aceite en el catalizador, el aceite sería quemado acortando la vida del catalizador. Por otro lado, teniendo el aceite por debajo de la marca mínima podría resultar en desgastes en las partes internas del motor por falta de lubricación.

El anticongelante también trae marcados los niveles máximos y mínimos, ten cuidado con la proporción de agua-anticongelante, o para evitarte problemas utiliza soluciones listas para usarse.

El líquido de frenos es un elemento muy importante que no debes descuidar, de igual forma ten mucho cuidado con este liquido ya que es sumamente corrosivo, no escatimes en seguridad del manejo de este.

La ubicación de cada uno de estos varía en cada uno de los modelos y fabricantes de automóviles, de igual forma las marcas de máximo y mínimo, y sobre todo, las especificaciones de los fluidos que debes reponer, por ello te sugerimos que leas cuidadosamente tu manual de usuario de tu automóvil.

CUIDADO DEL AUTOMOVIL: Seguro Automotriz

Si tenemos un automóvil en algún momento debemos lidiar con un seguro automotriz, mientras que en algunos países es obligatorio, en otros es opcional.

En el mercado veremos varias opciones y en cada aseguradora nos ofrecerán varios paquetes o planes.

Algunos de los conceptos que tendrás que conocer son los siguientes:

Responsabilidad Civil, este apartado cubre los daños que ocasiones a otros automóviles, personas y objetos como postes o casetas telefónicas. En este caso no lleva deducible, es decir no tendrás que desembolsar nada adicional en este tipo de eventos.

Daños Materiales, estos son los daños ocasionados a tu automóvil, hayas tenido o no la culpa del percance, para el uso del seguro deberás tener en cuenta el deducible acordado y las condiciones donde podrás hacer efectivo tu seguro por daños materiales.

Deducible, el deducible es una cuota que se establece en la póliza, generalmente va del 5% al 10% sobre el valor total del automóvil, este deducible se te cobra en un evento donde hayas tenido o no la culpa del accidente, muchas veces los daños menores tienen un costo de reparación inferior al costo del deducible. Por lo tanto no es conveniente hacer uso del seguro para esos casos.

Asistencia legal, generalmente viene incluida en cualquier póliza, significa que la aseguradora puede asistirnos legalmente en cualquier percance que tengamos con nuestro auto.

Robo total, es cuando nos roban el automóvil, no aplica en autopartes o las llantas por ejemplo, generalmente en estos casos también aplica un deducible.

Una buena idea es verificar que la empresa por la que te decidas tenga suficiente cobertura por los lugares donde transitas, muchas veces podemos encontrar buenos precios de pólizas pero son empresas con poca capacidad para atender tu localidad.

También es una buena idea obtener opiniones de algunas personas como amigos o conocidos sobre sus experiencias con el seguro automotriz, en dado caso también puedes preguntar a taxistas de tu localidad, ellos frecuentemente tienen que lidiar con compañías aseguradoras.

Recuerda que asegurar tu automóvil puede ayudarte a asegurar tu patrimonio en caso de un siniestro donde tengas la culpa, personalmente he tenido conocimiento de casos donde una persona, aparte de sufrir lesiones, ha tenido graves problemas económicos por pagar las cuentas de dicho accidente.